Cómo saber si un sitio web es fiable

Webs fiables

Hoy en día cualquier persona puede publicar información en internet a través de redes sociales, de blogs, de wikis u otros medios. Por tanto, cuando estamos en nuestro papel de lectores buscando información, es necesario saber si lo que estamos leyendo es fiable. ¡Tenemos que asegurarnos de que lo que estamos consultando en la web sea cierto!

Se empieza a luchar contra este problema y empresas importantes e influyentes como The New York Times, la BBC o Facebook empiezan a tomar medidas para detectar informaciones falsas.

Quiero dejaros algún truco sencillo para detectar web fiables:

  • Si en la página que consultamos se cometen errores ortográficos, puede que no sea un sitio web fiable.
  • Si el autor o editor son conocidos tienen más credibilidad. Se deben facilitar los datos de contacto a pie de página o en cualquier lugar visible de la misma.
  • Al revisar el dominio y la URL, se puede detectar:
    1. Las extensiones de dominio son “.com” o “.net”. Estas son fáciles de obtener y por tanto, no siempre fiables.
    2. Si la extensión de dominio es “.edu”, significa que el sitio web pertenece a una institución educativa y por tanto es fiable.
    3. La extensión “.org,” no siempre significa que la organización sea sin ánimo de lucro. Existen unos servicios llamados “whois”, que indican a quien pertenece el servicio y cuando fue registrado.
    4. Las páginas que tienen etiqueta “https” en la URL, son de más confianza que si tienen la etiqueta “http”, ya que la primera tiene certificado de seguridad.

Abundan las noticias falsas o mentiras creíbles. Puedes consultar pinchando aquí algunas webs falsas.

Dejo un enlace a la entrada de blog que me animó a escribir lo que aquí os cuento y donde podréis encontrar más estrategias para detectar la fiabilidad de páginas web:

Biblogtecarios

Imagen obtenida con la herramienta Canva

Guardar

Guardar

Guardar

Adolescentes, ¿consumidores o productores digitales?

Deberíamos saber que la brecha digital entre adolescentes y mayores es cada vez menor, pero la que sí es cada vez mayor es entre los “consumidores digitales” y los “productores digitales”.

Hoy por hoy nuestros jóvenes no son generadores de contenidos que estén aportando valor a la red. No crean blogs, ni desarrollan espacios web, no participan en foros de discusión o en redes sociales, no vuelcan trabajos o estudios, …

Nuestros jóvenes son meros consumidores de las TIC (teconologías de la información y la comunicación) y es importante que llegaran a generar contenidos de forma creativa, generen opinión, transmitan ideas, propuestas, espacios, etc. Esto puede ayudar a transformar la educación y la sociedad en la que se desenvuelven. Caminar hacia un aprendizaje colaborativo y personalizado, donde la investigación puede ser algo cercano gracias a las TIC. Pueden aprender unos de otros en el inmenso mundo de internet, al que tienen acceso.

Es necesario usar las posibilidades que nos ofrece la Web 2.0. y deberíamos formar a nuestros jóvenes para que sean creadores y generadores de contenido.

Os dejo con el artículo que inspiró esta reflexión:

https://kidsandteensonline.com/2014/02/10/la-nueva-brecha-digital-no-esta-entre-padres-e-hijos/

Imagen de foter.com

Guardar